9.05.2013 en 6:38 Publicado por  Luisao 0 Comentarios

Cuidado con el deslumbramiento de los faros

Una de las principales causas de los deslumbramientos nocturnos se debe a una mala regulación de los faros, ya que los proyectores dirigen el haz de luz demasiado alto. Esto ocurre en la mayoría de los vehículos cuando circulan con mucha carga, elevándose la parte delantera. En la actualidad, muchos autos disponen de un mando interior para variar la inclinación de los faros en estas circunstancias y otra buena parte, cuenta con una regulación similar en el propio faro. El problema es el desconocimiento de ese mando por el usuario o la molestia que implica abrir el cofre para graduar la inclinación. De forma que casi siempre podremos graduar nuestros faros y evitar deslumbrar a los que vienen de frente.

Unos faros mal graduados no sólo perjudica a los demás, sino también a nosotros mismos, ya que podemos provocar un accidente.

0 Respuestas en el Post