5.07.2015 en 9:14 Publicado por  Luisao 0 Comentarios

Comiendo en la isla de Córcega

Después de que hagas un recorrido a pie por la isla, lo puedes romper cuando el estómago te lo mande, para buscar un buen bocadillo de jamó de Parma o un suculento plato de tortellini (especialidad de la isla). Al caer la tarde puedes visitar el Museo Fesch y su adyacente Capilla Imperial, sede de la colección más importante de pintura italiana en Francia fuera de Louvre, y la que sin duda resulta una parada imperdible para cualquier fanático de la historia.

0 Respuestas en el Post