9.15.2016 en 9:10 Publicado por  Luisao 0 Comentarios


El verdadero cambio ocurre debajo de la curvilínea piel metálica. Para esta séptima generación, el ícono de Porsche solo moderniza por fuera elementos visuales siempre apreciables como las calaveras, los faros y la fascia, ese pequeño frontal donde los diseñadores juegan con propuesta de estilo y funcionalidad mínima a efecto de hacer frente la siempre y exigente dinámica del especialista deportivo. 

0 Respuestas en el Post