10.13.2016 en 7:43 Publicado por  Luisao 0 Comentarios

Mirador República Checa

En la cúspide aguarda a los visitantes otra sorpresa: una mala que está suspendida en un agujero donde es posible tumbarse tranquilamente y observar la profundidad del valle con la sensación increíble de estar casi flotando. Para los que llevan prisa, el estudio también ha diseñado unas escaletas de caracol que llevan al mirador. Y para descender, los visitantes pueden ir por la pasarelas o a través de un tobogán cerrado de acero que los dejará sin ningún problema en el suelo.

0 Respuestas en el Post