6.06.2018 en 8:52 Publicado por  Luisao 0 Comentarios


Los frenos, pese la blandura de sus primeros centímetros, siempre cumplen nuestras ordenes al menor exabrupto de urgencia. Basta exceder ese primer recorrido de confort para que las pinzas hagan su labor sin miramientos, otorgando absoluta ley a nuestro pie cuando se vuelve imperativo reducir la velocidad, por muchas que sea su cantidad. Su desempeño dinámico al límite roba el aliento. Sorprende la cifra de 0 a 100 km/h: 5.3 segundos para una de las versiones normales. No podemos imaginar los datos del Turbo.

0 Respuestas en el Post